Higiene perro.
Consejos básicos de higiene si vives con un perro o gato
¿Qué normas de higiene básica pueden serte de utilidad si vives con un perro o un gato? ¿Qué tienes que tener en cuenta al manipular su bol de comida o su arenero? ¿Cada cuánto deberías bañarle? Te lo contamos en este post.

Convivir con un perro o un gato puede ser muy beneficioso para tu salud siempre que respetes algunas normas básicas de higiene y desparasitación. 


 

Guía básica de normas de higiene
1. Higiene del perro o gato
2. Manipulación y almacenamiento del alimento
3. Limpieza del arenero y retirada de heces
4. Desparasitación

Si tienes un perro o un gato en casa, y quieres disfrutar de los beneficios tanto físicos como emocionales de la convivencia entre animales y personas, que son muchos, también debes conocer la importancia de seguir unas normas básicas de higiene en tu relación con ellos. 

A continuación te ofrecemos un listado de las principales recomendaciones para prevenir enfermedades en la convivencia con perros o gatos. Y también te recomendamos echarle un ojo a este folleto educativo, editado por el departamento de Salud de la Comunidad de Madrid. 

Sobre todo hay que recordar que los niños, los ancianos y las personas inmunodeprimidas son grupos de riesgo ya que están más expuestas a cualquier contagio. Por eso es importante extremar las medidas preventivas en estos casos. 

 

PERRO: La norma de higiene básica para los perros es cepillar a diario (especialmente aquellos perros de pelo largo) y bañar periódicamente

El cepillado elimina pelo muerto, nudos y suciedad, y ayuda a mantener la correcta transpiración de la piel. 

Bañar a los perros en exceso es perjudicial porque deteriora la capa de grasa del pelo, así que no es recomendable más de un baño al mes, a no ser que se trate de una situación excepcional. Siempre debe utilizarse un champú especial para perros y puede añadirse algún producto antiparasitario, especialmente durante la temporada de riesgo (primavera y verano). Ahora bien, si tu perro sufre algún tipo de problema en la piel, sigue estrictamente la pauta de baño que marque tu veterinario. 

También es recomendable revisar y limpiar los oídos al menos una vez por semana, con una gasa limpia humedecida con un limpiador auricular específico.

 

GATO: Los gatos dedican una buena parte del tiempo a acicalarse, por lo que no son necesarios los baños o limpiezas por nuestra parte, salvo si el animal está especialmente sucio. 

El cepillado es la medida higiénica básica para eliminar pelo muerto y prevenir la formación de bolas de pelo en el estómago. En gatos de pelo corto podemos cepillar semanalmente, pero se recomienda un cepillado diario durante la época de muda. Si el gato es de pelo largo, lo óptimo es cepillar cada día. 
 

Algunas enfermedades se transmiten a través del contacto con la saliva de nuestros perros o gatos, o bien a través de parásitos presentes en sus alimentos. Para prevenir el contagio, desde Ultima te recomendamos seguir estos consejos:
 

  • Lávate las manos con agua corriente y jabón, durante al menos 20 segundos, inmediatamente después de manipular la comida o los snacks de tu perro o gato, de tocar su bol de comida o de limpiarlo. Ten en cuenta esta recomendación, especialmente, antes de preparar, servir o comer alimentos, bebidas, o de preparar biberones. Sécate las manos con una toalla limpia.
  • Lava el comedero y el bebedero de tu perro o gato a diario con agua y detergentes y/o desinfectantes. Evita que queden restos de alimento que puedan pudrirse o florecer. 
  • No laves el comedero o bebedero de tu perro o tu gato con tus platos, ni uses el mismo estropajo ni trapos de secado.
  • Limpia las superficies de la cocina con agua y detergentes y/o desinfectantes y sécalas con un trapo limpio.
  • No dejes sus juguetes en la mesa donde comes ni en el mármol donde cocinas. 
  • No le des de comer a tu perro o gato ni los acaricies mientras estás comiendo o cocinando. 
  • Almacena el alimento o premios de tu perro o gato en el envase original, en un sitio seco y evita que quede expuesto a altas temperaturas.
  • Almacena el alimento o premios de tu perro en un lugar al que no tengan acceso ni tu perro o gato, ni los niños ni otros animales salvajes.
  • Si quieres almacenar el alimento en un container, introduce el saco directamente en el mismo y no vacíes el alimento directamente en el recipiente.

 

¿Quieres saber un dato interesante? Ahí va: un estudio sobre la eficacia de lavado de manos como método de prevención de enfermedades estimó que esta medida higiénica tan simple contribuía a reducir la incidencia de diarrea infantil en un 39% en países de altos ingresos y un 32% en países de bajos ingresos (Ejemot et al., 2008).

 

Los perros y gatos pueden ser portadores de parásitos, cuyos huevos salen al exterior con las heces y son fuente de contagio para otros animales y/o personas. 

Los huevos de los parásitos son microscópicos y no pueden verse a simple vista así que no hay que fiarse de la apariencia de los excrementos y pensar que nuestro perro o gato está sano porque sus “cacas” son aparentemente normales. 

Aquí van algunos consejos higiénicos en cuanto a la retirada de excrementos, tanto si tienes un gato como un perro en casa: 

  • Si tienes un perro, asegúrate de recoger siempre sus excrementos en la calle y utiliza una bolsa para ello. Luego lávate las manos y evita tocarte la boca y la cara antes de haber podido limpiártelas. Las bolsas con los excrementos deben depositarse en los contenedores de restos (grises) presentes en la calle, NO en los reservados a restos orgánicos.
  • Si tienes un gato, limpia su arenero a diario y utiliza guantes para hacerlo. Coloca sus excrementos en una bolsa aparte y acuérdate de bajar la basura cada día al contenedor de restos. Utiliza productos de limpieza específicos para lavar el arenero, para que sean efectivos pero no tóxicos para tu gato. 
  • Evita colocar el arenero de tu gato en la cocina o cerca de los lugares donde comes o preparas comida. 
  • Si estás embarazada y tienes que limpiar el arenero de tu gato, extrema las precauciones o pídele a otra persona que lo haga por ti, para evitar riesgo de contagio de toxoplasmosis. 
  • Siempre que entres en contacto con las heces de tu perro o tu gato, recuerda lavarte a continuación las manos con jabón, durante al menos 20 segundos.  
     
Higiene perro.

La desparasitación de perros y gatos es extremadamente importante, tanto para la salud del animal, como para la de las personas que conviven con él. 

  • Desparasitación externa: hay que seguir siempre las pautas de desparasitación externa que marque el veterinario para evitar pulgas, garrapatas y picaduras de mosquitos que pueden transmitir enfermedades tan graves como la leishmaniosis. 

Para ello se utilizan pipetas, collares antiparásitos y también pastillas de administración oral. En el caso de los perros, y de los gatos con acceso al exterior, se recomienda reforzar la desparasitación entre mayo y octubre, meses de mayor riesgo. 

  • Desparasitación interna: hay que seguir siempre las pautas de desparasitación interna  que marque el veterinario, como tratamiento para mantener controladas que  las parasitaciones internas más habituales. 

Normalmente, la desparasitación interna se consigue administrando un medicamento por vía oral (pastilla). Una pauta habitual, recomendada por veterinarios es la siguiente:

  • Cada 15 días hasta que el cachorro o gatito recibe la última vacuna.
  • Cada mes hasta que cumple los seis meses.
  • Con la frecuencia que decida el veterinario de la zona (que puede ser de cada 3 meses) a partir de los seis meses de edad.

Esperamos que esta guía práctica te sea útil. Recuerda que animales y personas podemos beneficiarnos mucho de la convivencia mutua, pero no debemos olvidar ciertas normas de higiene para minimizar riesgos.

 

BIBLIOGRAFÍA

 

How to wash your hands. CDC (Center for disease control) USA. https://www.cdc.gov/handwashing/show-me-the-science-handwashing.html

How to store petfood. FDA (Food Drug Administration) USA. 
https://www.fda.gov/animal-veterinary/animal-health-literacy/proper-storage-pet-meds-food-and-treats#Food

 

Elisabetta Lambertini, Robert L. Buchanan, Clare Narrod & Abani K. Pradhan (2015): Transmission of Bacterial Zoonotic Pathogens Between Pets and Humans: The Role of Pet Food, Critical Reviews in Food Science and Nutrition,
DOI: 10.1080/10408398.2014.902356
To link to this article: http://dx.doi.org/10.1080/10408398.2014.902356 

 

“Zoonosis más importantes en perros”

M. Ángeles Calvo Torras y E. Leonardo Arosemena Angulo.
Facultad de Veterinaria. Departamento de Sanidad y de Anatomía de Animales. Universidad Autónoma de Barcelona.

Revista Voraus, 14 Junio 2009
http://www.voraus.com/adiestramientocanino/modules/wfsection/html/a000584_zoonosis-mas-importantes-en-perros.pdf
 

“Zoonosis frecuentes por parásitos helmínticos caninos y felinos”
Dra. Federica Burgio, Dra. Trinidad Sabalete Moya, Dr. Fernando Fariñas Guerrero.
Revista Argos, 13 junio 2011

http://argos.portalveterinaria.com/noticia/6678/articulos-archivo/zoonosis-frecuentes-por-parasitos-helminticos-caninos-y-felinos.html

 

“Su salud, nuestra salud”

Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid
Edita: Dirección General de Salud Pública, Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid (Marzo 2018)

http://www.madrid.org/bvirtual/BVCM020153.pdf