Alimentos prohibidos y a evitar en navidad en perros y gatos
Cómo alimentarlo

Navidad con perros y gatos: alimentos prohibidos y a evitar

Volver atrás

Pedro Pablo Mayo Robles
Responsable del servicio de Medicina Interna del Hospital Veterinario Menes

 

Llega la Navidad, un período de encuentro y celebración, en el que las comidas copiosas suelen ocupar el centro de reuniones, comidas y cenas. Como en nuestras familias tenemos a perros y gatos, es posible que estemos tentados en darles de nuestra comida, con buena intención, para hacerles partícipes. No obstante, esto no está exento de riesgos. Vamos a analizarlos:

Alimentos que controlar

  • Debemos tener presente que ciertos alimentos como el aguacate, la berenjena, la cebolla, el ajo, el chocolate, el huevo crudo, las nueces de macadamia, los cacahuetes, las pasas, las uvas y la patata cruda, que son alimentos que suelen estar en nuestras mesas estas fechas, si nuestros peludos las ingieren en exceso pueden dar diversos problemas digestivos, neurológicos, fallo renal, problemas hematológicos, cardiorrespiratorios, etc.
  • Las comidas ricas en grasas también pueden favorecer la aparición de pancreatitis, una enfermedad dolorosa que puede agravarse.
  • Los alimentos dulces, que abundan en estas fechas, pueden inducir la aparición de diabetes.

 

Aguacate

Berenjena

Uva

Patata cruda

Cebolla

Ajo

Chocolate

Huevo crudo

Cacahuetes

Nueces de macadamia

Pasas

Comidas ricas en grasas


El peligro de los huesos

Aunque esto se aplica durante todo el año, siempre está bien recordarlo en estas fechas. Darles huesos a nuestros perros, aunque les encanta, puede conllevar peligros:

El riesgo principal que es que alguno de ellos se quede en algún tramo del aparato digestivo, provocando graves obstrucciones, principalmente en el esófago. Esto ocurre con más frecuencia en el caso de los huesos de pollo, que son pequeños y se astillan.

 

Al tener un tránsito lento, los huesos pueden provocar estreñimiento, que puede derivar en atención veterinaria.

 

Hay otros huesos, como los de algunas frutas, tipo melocotón, que también pueden producir obstrucciones intestinales.

¿Qué nos puede hacer sospechar que nuestro perro o gato se ha intoxicado con la comida?

Los síntomas más habituales van a ser vómitos y/o diarrea, salivación y pérdida de apetito. Otros que podremos observar si son tóxicos, son temblores, jadeo, marcha mal coordinada, dificultad para respirar, debilidad y convulsiones. 

¿Qué debemos hacer?

Ante cualquier duda, lo primero que debemos hacer es llamar a nuestro veterinario para quenos aconseje sobre cómo actuar y, si los síntomas son severos, tendremos que acudir a unaclínica veterinaria.

Inducir el vómito puede ser la medida más adecuada si lo que ha ocurrido es la ingestión de un tóxico durante la última hora, pero no siempre es fácil hacerlo en casa. Para ello se les
puede dar agua oxigenada al 3% vía oral, una cuchara por cada 10 kg de peso. Sal, mostaza y
muchas otras sustancias descritas tienen menor efectividad, y en ocasiones pueden ser
peligrosas.

Alimentación y salud

Recordemos que la alimentación es uno de los aspectos del cuidado de nuestros perros y gatos más importantes y que más afectan a su salud. Una alimentación adaptada para tu perro o tu gato ya lleva los ingredientes necesarios para una dieta completa y equilibrada, aportando nutrientes y la energía necesaria para cada uno; por lo que no van a causar ninguna deficiencia o exceso de nutrientes.

La Navidad ya está aquí y, como ves, hay muchas cosas a tener en cuenta durante las fiestas para asegurar que tu perro y gato estén a gusto y no corran ningún riesgo con la comida que les puedas dar. No te olvides de hacer tus fotos familiares más navideñas con ellos, ¡súbelas a tus perfiles sociales y etiquétanos a @ultimaes!

Compartir en