Mi gato maúlla mucho: causas y posibles soluciones
¿Qué hago si mi gato maúlla mucho por la noche? Sea luna llena o no, seguro que quieres evitar que tu gato se convierta en una versión felina del hombre lobo. Y es que cuando tu gato maúlla por la noche puedes pensar que tiene hambre, sed, que se ha quedado encerrado o que tiene algún problema... pero lo más probable es que lo haga para llamar tu atención. En este artículo te contamos por qué puede estar maullando tu gato y algunas posibles soluciones.
Causas del maullido y posibles soluciones
Cómo hacer que mi gato no maúlle por la noche

Los gatos maúllan: es su estrategia comunicativa y su sonido característico. Pero existen maullidos y maullidos. Tú, que convives con él, eres quien mejor puede saber si ese maullido es “el de siempre” o se escapa de la normalidad. 

Cuando el gato maúlla en momentos o de manera en que no se espera que lo haga, podemos hablar de síndrome del maullido.

  • Expresa que le duele algo maullando. Si tu gato maúlla mucho y además muy seguido, debes acudir a tu veterinario, puesto que es posible que tenga alguna dolencia.
  • Ansiedad. Hay gatos que maúllan al quedarse solos en casa, el llamado estrés por separación. 
  • Maullido por territorio y desacuerdo. Si convives con un gato ya conocerás su elevada territorialidad. Esto les puede hacer maullar si no consiguen lo que quieren por un obstáculo indeseado en sus dominios. Pensemos en objetos colocados encima de un lugar donde ellos suelen dormir, por ejemplo. 
  • Si se trata de una gatita que aún no ha sido esterilizada, los maullidos pueden corresponder a la época del celo. 
  • Costumbre o hambre. Un gato puede maullar reclamando su comida: cuidado con promover en estos casos la ansiedad por la comida.
     

Si te encuentras en situación de que tu gato maúlla mucho de noche, en primer lugar tendrás que observar el tipo de maullido y las condiciones bajo las que se da. En principio, el maullido corresponderá a una acción comunicativa con la que quiere expresar aburrimiento, dolor, estrés, actitud de caza de insectos o pequeños animalitos o hambre.

A pesar de que no hay una respuesta sobre cómo hacer que tu gato no maúlle de noche, podemos darte algunos consejos:

  • Fíjate en su comportamiento de día, quizás se aburra y necesite más actividad. Juega más durante el día para que por la noche quiera dormir.
  • Asegúrate de que tiene agua limpia, la comida necesaria y el arenero también limpio
  • Si detectas que solo busca llamar tu atención porque has descartado dolencias menores, intenta ignorarlo cuando maúlle de noche, para que entienda que no siempre puede salirse con la suya... 
  • ¿Sigues teniendo dudas o necesitas más información? Tu veterinario seguro que puede darte su opinión experta.

Como ves, tu gato puede maullar por varias razones. ¿Crees que puede tener algún dolor? ¿Se trata de un maullido para reclamar territorio? ¿O, simplemente, quiere llamar tu atención? Recuerda que, al fin y al cabo, éste es el sonido que emite tu gato para comunicarse contigo, así que intenta  observar cómo se comporta, tanto de día como de noche, para determinar la causa del maullido.