¿Sabes interpretar el lenguaje de las orejas de tu gato?
Te habrás fijado en que la movilidad de las orejas de tu gato es asombrosa, ¿sabías que pueden rotar 180 grados? Pero los gatos mueven sus orejas por diferentes motivos, no solo para escuchar. Sigue leyendo este artículo para conocer el significado de las orejas de tu gato así como algunos trucos para entender más acerca de su lenguaje corporal, ¡que no te guarde ningún secreto!
Las orejas de gato: claves del lenguaje corporal
Otros consejos para aprender el lenguaje de los gatos

Entender el lenguaje corporal de las personas es una forma muy intuitiva de comunicación. Algo que hemos adquirido sin aprendizaje específico. Con esta habilidad podemos notar si alguien está de morros o si anda más feliz que una perdiz.

Sin embargo, interpretar esto en tu gato a veces no es tarea sencilla. Sobre todo porque usan una parte que los humanos normalmente no usamos como parte de nuestro lenguaje no verbal: se trata de las orejas. Además de moverse para captar sonidos, pueden reflejar sus distintos estados de ánimo.

Significado de las orejas del gato hacia atrás y otros gestos

Para comprobarlo solo tienes que observar a tu gato y escuchar lo que dicen sus posturas:
“Estoy tan relajado”
Si tu gato está tranquilo, las aperturas de sus orejas apuntarán hacia delante mientras escucha el sonido ambiente sin ningún sobresalto. También puede ser que sus orejas apunten hacia adelante si está en estado de alerta al detectar algo que llame su atención, pero en este caso las orejas irán acompañadas de una mirada atenta, párpados muy abiertos y los bigotes apuntando hacia adelante.
“Estoy muy asustado”
La posición defensiva, cuando tu gato está asustado, es la más evidente. Te encontrarás con unas orejas completamente aplanadas, pegadas contra la cabeza para protegerlas de un posible ataque. De esta forma las convierten en casi invisibles y dan un aspecto redondeado a la cabeza. Las orejas aplanadas indican que el gato está muy asustado y si, en lugar de respetar sus señales de aviso, seguimos acercándonos, el gato podría llegar a defenderse.
“No estoy de humor. Vuelva usted mañana”
Los gatos también se pueden irritar y sus orejas saben decirlo alto y claro. Si se da el caso, girarán sus orejas hacia afuera sin aplastarse del todo de manera que los dorsos de las orejas se harán visibles desde delante. Si ves que está en esta posición, el gato podría reaccionar de forma agresiva, así que es mejor que le dejes su espacio y no le molestes durante un tiempo. Todo el mundo tiene derecho a tener un mal día, incluso los gatos.
 
“Si te acercas, es bajo tu responsabilidad”
Uno de los significados de la orejas de gato hacia atrás es de defensa. Si las coloca hacia atrás y bastante planas, las está protegiendo para que no se dañen en una pelea. ¡No es lo ideal que presencies esta postura en tu gato, pero bueno es conocerla!
 

Las orejas de tu gato son una gran fuente de información pero hay otros gestos que puedes leer para aprender el lenguaje de los gatos, aquí te dejamos algunos de ellos:

La cola
Al contrario de lo que ocurre con los perros, que cuanto más mueven la cola más felices están, un gato que la mueve a cierta velocidad está avisando de que el siguiente paso será arañar o morder.

Un truco para entender el lenguaje de la cola del gato es su elevación:

  • cola recta y hacia arriba, tu gato está más que feliz.
  • cola entre las patas o inflada, tiene miedo o está enfadado. Y si se infla como un plumero está muy asustado.
  • cola moviéndose: probablemente tu gato esté concentrado intentando “cazar” algo.

Los ojos
Sus ojos y sus pupilas también “hablan”. ¿Te has fijado en que normalmente los gatos se acercan a la persona que suele decir “a mí no me gustan los gatos? Eso es porque esta persona ni tan solo le ha mirado. Y eso hace que tu gato se sienta tranquilo, porque al no recibir miradas no se siente amenazado.

En cuanto a las pupilas, si ves que se dilatan, puede significar dos cosas: que esté avisando de un ataque o que simplemente está jugando. Tendrás que observar el resto de su cuerpo para saberlo con certeza (sonidos, cola, espalda…)

Los bigotes
¿Pensabas que los bigotes solo servían para calcular el ancho del sitio por donde va a pasar? Pues en realidad, los bigotes son otro elemento del lenguaje del gato que puedes leer:

  • Si los bigotes están abiertos, extendidos, significa que tu gato está feliz.
  • Si observas que están hacia adelante es muy probable que tu gato esté mostrando interés en algo en concreto.
  • Si sus bigotes están hacia atrás puede ser que se encuentre asustado, enfadado o incluso enfermo. Tendrás que leer otras partes de su cuerpo para comprobar su estado de ánimo.

 
A partir de ahora ya puedes interpretar lo que dicen las orejas de tu gato, aunque las tuyas sigan sin moverse para nada. Y si, en algún momento, no tienes claro el sentido de las orejas, no olvides leer el resto de señales corporales y faciales que te está enviando. También puedes consultar otro de nuestros artículos donde hablamos de cómo interpretar el lenguaje de los gatos en este enlace.