Bolas de pelo en gatos: ¿por qué mi gato vomita bolas de pelo?
¿Has encontrado alguna vez bolas de pelo de tu gato en casa? Aunque pienses que este comportamiento es normal, es necesario que le prestes atención, pues puede provocarle problemas. En este artículo te contamos en profundidad qué son las bolas de pelo, cuáles son sus causas y qué puedes hacer para que no ocurra.
Bolas de pelo en gatos: ¿qué son?
Causas de las bolas de pelo en gatos
¿Cómo saber si tu gato tiene bolas de pelo?
El cepillado: la mejor opción para evitar las bolas de pelo de gato y, además, mejorar vuestro vínculo
Otros consejos para prevenir las bolas de pelo

Los gatos son animales muy limpios que pueden dedicar entre el 25% y el 30% de su tiempo a asearse, lamiéndose el pelaje. Durante este proceso y, debido a la propia estructura de su lengua, pueden ingerir grandes cantidades de pelo que pueden llegar a acumularse en su tracto digestivo, formando las llamadas bolas de pelo: estas bolas se expulsan mediante el vómito o a través de las heces.

Su lengua

La propia lengua de los gatos es una de las causas por las que se forman bolas de pelo. La lengua de los gatos, como la de la mayoría de los felinos, está cubierta de miles de pequeñas espinas afiladas. Estas púas actúan como un cepillo, vertiendo saliva para limpiar el pelo y mantener la temperatura corporal estable. Debido a su estructura, los pelos se quedan pegados a la lengua, por lo que es inevitable que el gato termine tragándoselos.

La muda del pelo de gatos

La muda del pelaje puede ser otra de las causas de la formación de bolas de pelo. Los gatos cambian su pelaje en primavera, por lo que es posible que, durante esta época del año, ingieran mayores cantidades de pelo, aumentando el riesgo de formación de bolas.

Longitud del pelo

La longitud del pelo de tu gato también influye: los gatos de pelo largo son más propensos a formar bolas de pelo que los de pelo corto.

Si las bolas de pelo son tan grandes que no se pueden eliminar con el vómito o las heces, pueden quedarse retenidas y causar problemas que pueden llegar a ser graves en tu gato. Si ves que tu gato siente dolor, ha perdido las ganas de comer o vomita, es posible que se deba a una obstrucción intestinal provocada por las bolas de pelo. No obstante, en estos casos lo preferible es que acudas al veterinario.

El malestar que esto provoca puede causar comportamientos extraños en tu gato, como mostrarse agresivo o de peor humor que de costumbre.

El cepillado ayuda a reducir la bolas de pelo de gatos: muy útil para eliminar el pelo muerto acumulado y evitar, de esta manera, que se lo trague. Además, con el cepillado diario, haremos que nuestra relación se estreche aún más. Y es que a todos nos gusta que nuestro gato nos ronronee, seguramente porque sabemos que se siente a gusto y tranquilo. El cepillado es uno de los cuidados más reconfortantes con los que podemos mimarle y escuchar ese peculiar sonido. Para ese momento:

  • Primero tenemos que conseguir un cepillo adecuado para el pelo de nuestro gato y procurar que el contacto sea suave y previsible.
  • Empezaremos por la cabeza, pasando al cuello, el lomo, después las patas y acabando por la cola. Siempre con suavidad y siguiendo la dirección natural del pelo.
  • Cuando terminemos es importante limpiar el cepillo para no acumular suciedad y pelo.
  • Podemos cepillar a nuestro gato unas dos veces por semana, y a diario en épocas de pérdida de pelo, como primavera y otoño.

Le encantará que le cepillemos el cuello y no le gustará que nos acerquemos a los bigotes, barba y ojos. Pero los gustos de nuestro gato los descubriremos junto a él, mientras disfrutamos de una sesión de peluquería con unos cuantos ronroneos de música de fondo...
 

Además del cepillado diario, puedes aplicar estos consejos para ayudar a tu gato a prevenir las bolas de pelo:

  • Mantén su estómago lubricado: puedes recurrir a aceites para ayudarle a movilizar los pelos a través del tracto digestivo, así los eliminará con más facilidad.
  • Facilita su tránsito intestinal: opta por una alimentación rica en fibras vegetales y alimenta a tu gato varias veces al día en pequeñas cantidades. Es mejor que hacerlo pocas veces y en cantidades grandes.

Cuando un gato se traga su pelo pueden darse tres situaciones:

  • Que expulse los pelos ingeridos con las heces.
  • Que se formen bolas de pelo en su estómago y las acabe vomitando.
  • Que se produzca una gran acumulación de pelos en su interior y se tenga que recurrir a la cirugía para eliminarlos.

Alimentación: clave para la prevención

La alimentación puede ser de gran ayuda para cuidar de tu gato si tiene problemas de bolas de pelo. Ultima Bolas de Pelo es un alimento con ingredientes de alta calidad que ayuda a tu gato a reducir la formación de bolas de pelo y favorece la eliminación de pelos a través de las heces gracias a su alto contenido en fibras vegetales.

Conseguir que tu gato deje de ser tan estricto con su ritual de limpieza es prácticamente imposible, pero ayudarle a evitar las bolas de pelo sí está en tus manos. Para ello, puedes recurrir a una alimentación específica para tratar este problema.

Debido a su predisposición a ganar peso, los gatos esterilizados pueden no acicalarse tanto, pero la limpieza del pelo sigue formando parte de su rutina diaria. Para ayudarles a reducir la formación de bolas de pelo y cubrir, además, las necesidades de los gatos esterilizados, aliméntalo con Ultima Esterilizados Bolas de Pelo.

Su receta, de alta calidad y elaborada con pavo como primer ingrediente, ayuda a tu gato a reducir la formación de bolas de pelo. Su bajo contenido en grasas y calorías le ayudará a mantenerse en buena forma física. 

Como ves, evitar que tu gato trague pelo y tenga problemas más graves está en tus manos: cepíllale a menudo, ofrécele alimentación de calidad pensada para evitar estas molestas bolas y le estarás ayudando en su calidad de vida.