Cortar uñas gato
Cómo cortar las uñas a tu gato
Tu gato tiene una serie de necesidades, como esta de cortarle las uñas, que debes garantizar. Si no te sientes seguro sobre cómo realizarla, no tengas dudas y acude a tu veterinario. 
¿Cuándo debes cortar las uñas a tu gato?
Pasos para cortar las uñas a tu gato

Antes que nada queremos aconsejarte que no dudes en acudir a tu veterinario si la práctica de cortar las uñas a tu gato te resulta difícil de realizar.  
En el día a día con tu pequeño compañero habrás observado cómo muchas de sus conductas tan instintivas y necesarias, como cazar, defenderse, escalar, estirar su musculatura, rascarse, liberar el estrés o marcar su territorio, están relacionadas con sus uñas. Aunque es algo natural en tu gato, esto puede generar alguna molestia o inconveniente en el interior de tu hogar o sobre tu propio cuerpo. Cortarlas evitará que crezcan en exceso e impedirá estos típicos destrozos o arañazos. Te contamos cómo hacerlo de forma sencilla.
 

Tu felino tiene 18 uñas (una por cada dedo): cinco en cada pata delantera y cuatro en las traseras.
Están constituidas de varias capas córneas superpuestas que contienen queratina y la zona de la pulpa, en cuyo interior se sitúan los vasos sanguíneos y las terminaciones nerviosas que las mantienen funcionales y nutridas.
Esta área de la pulpa es ligeramente más opaca y rosada (más evidente en uñas blancas) y es fundamental que la identifiques adecuadamente para prevenir cortarla. En caso contrario puedes provocar dolor y sangrado llamativo en tu amigo gatuno.
Claves para saber cuándo es necesario cortar las uñas a tu gato:

  • Si lo consideras necesario puedes realizar este procedimiento en cualquier gato y a cualquier edad. No obstante, no es aconsejable ni necesario en aquellos que vivan fundamentalmente en el exterior. Ten en cuenta que para ellos las uñas son su principal medio de protección frente al entorno y otros animales. Además, en cuanto tengan oportunidad, volverán a afilarlas.
  • Lo ideal es que empieces a habituar a tu gatito desde cachorro. Realizar esta tarea periódicamente te permitirá que se acostumbre paulatinamente a la misma. A esa edad sus uñas son más débiles, por lo que te resultará más sencillo iniciarte en ella.
  • Si tu gato es adulto familiarízalo con el proceso. Acostúmbralo a que tus manos toquen sus patas y dedos y termine identificándolo como un gesto natural. Hazlo en un lugar tranquilo y premia siempre su buena conducta. Así tu amigo lo asociará a una experiencia agradable. Ahora bien, si no tolera muy bien los primeros contactos, no lo fuerces. Inténtalo en otro momento. Piensa que la calma y paciencia son básicas.
  • El estilo de vida y la actividad de tu gato marcarán la frecuencia. Si sale al exterior o tiene acceso al rascado de superficies, no lo necesitará o será menos frecuente ya que limará sus uñas. Mientras que si es un gatito, gato mayor o se encuentra enfermo, al tener menos movilidad o actividad, necesitará que le cortes las uñas con mayor frecuencia (aproximadamente cada 15 días). Presta atención a las uñas de sus patas traseras. Es posible que no tengas necesidad de cortarlas, ya que suelen desgastarse más fácilmente por sí solas.
  • Es importante que en vuestra convivencia vayas observando cuánto le crecen y para qué utiliza las uñas tu gato. Esto te ayudará a determinar la frecuencia según sus necesidades.
     
Cortar uñas gato
  1. Hay diferentes diseños de cortaúñas para felinos. Consulta en tu tienda de confianza cuál es la mejor opción según las necesidades de tu gato y las tuyas.
  2. Sujeta a tu gato de forma segura pero sin forzar en exceso. Quizás te resulte más fácil si alguien de la familia te ayuda con esta tarea.
  3. Con una mano, coge cada uno de sus dedos y presiona con suavidad su almohadilla (verás cómo sus uñas se exteriorizan y podrás cortarlas con comodidad). Ahora, córtale las uñas con la otra mano.
  4. Procura cortar únicamente la zona transparente. Evita la pulpa. Al principio, es mejor quedarse corto que pasarse. En caso contrario, si observas sangrado puedes parar la hemorragia aplicando un antiséptico y polvos coagulantes específicos con un bastoncillo.
  5. Prémialo por su buen comportamiento y, ¡vamos con la siguiente uña!

Tu gato tiene una serie de necesidades, como esta de cortarle las uñas, que debes garantizar. Si no te sientes seguro sobre cómo realizarla, no tengas dudas y acude a tu veterinario.