Alimentos prohibidos para perros
Los 9 alimentos prohibidos para perros más perjudiciales
Conocer los alimentos prohibidos para perros y los síntomas de intoxicación que pueden producir te ayudará a cuidar la salud de tu amigo.
Los principales alimentos prohibidos para perros
¿Qué hacer si tu perro ha comido un alimento tóxico?
 

Existen multitud de alimentos “para humanos” que suponen un riesgo para el bienestar de tu perro. En la mayoría de ocasiones, los daños que estos ingredientes pueden causarle dependen de la cantidad que coma. Pero su sensibilidad, su edad, las características de su raza o su estado de salud pueden hacer que le afecten más de lo normal. 

Los alimentos prohibidos para perros que más suelen afectarles son los siguientes:

  • Ajo y cebolla. Estos, al igual que otros vegetales del mismo género como el puerro y el cebollino, pueden ser tóxicos para tu perro, especialmente si es un Akita o un Shiba Inu. Si tu compañero padece este tipo de intoxicación, es posible que notes síntomas como debilidad, que sus mucosas estén más pálidas de lo normal, que su respiración o su pulso sean más rápidos e incluso que aparezca sangre en su orina. Además, es probable que tenga vómitos, diarreas y dolor abdominal.
  • Etanol o alcohol etílico. Las bebidas alcohólicas son perjudiciales para los perros, como también lo son otros productos que pueden contener alcohol, como la masa de pan cruda. Estos productos afectan gravemente al sistema nervioso de tu perro y pueden producirle convulsiones, problemas respiratorios y en el hígado e incluso un coma. 
  • Chocolate, café y té. Su nivel de toxicidad depende de la cantidad que coma y del peso de tu perro pero, sea como sea, debes evitarlos. Algunos de sus efectos nocivos son la hiperactividad, temblores y convulsiones, taquicardia, arritmias y problemas gastrointestinales. Si tu perro los come, deberías llamar al veterinario cuanto antes, ya que en según qué dosis pueden ser letales si no actúas con rapidez.
  • Xilitol. Este edulcorante artificial se encuentra en muchos productos alimenticios para humanos, por lo que te recomendamos que, si vas a darle algo de tu despensa, leas bien la lista de ingredientes primero. Su grado de toxicidad varía según la cantidad que coma pero, si tu perro lo consume, es posible que a las pocas horas sufra vómitos, diarrea, letargia, convulsiones e incluso problemas más graves.
  • Nueces de macadamia. Este tipo de nueces afectarán de un modo distinto a tu animal en función de su sensibilidad hacia ellas, pero también son un alimento prohibido para perros. Algunos de los síntomas que puede presentar si las come son problemas gastrointestinales como dolores, vómitos o diarreas, debilidad o rigidez en las patas, temblores... 
  • Uvas. No se conocen muy bien los motivos, pero las uvas frescas y sus derivados, por ejemplo las pasas, son dañinas para tu compañero. Estos alimentos prohibidos para perros le pueden causar graves problemas en los riñones, además de anorexia, dolor de estómago, vómitos y diarreas.
  • Aguacate. Como el componente tóxico del aguacate se encuentra en la piel y el hueso, es poco probable que este fruto le cause problemas graves a tu perro. Si tu amigo se queda solo en casa y decide devorar uno entero por su cuenta, los signos de intoxicación que podrías observar son vómitos, diarreas, letargia y anorexia. 
  • Leche de vaca. La leche no es un alimento tóxico en sí mismo, pero si tu perro es adulto deberías dársela con precaución, porque seguramente no será capaz de digerirla. Si es un cachorro, no es recomendable que la leche que le des sea de vaca, ya que no tiene los nutriente necesarios. A los perros adultos, la leche puede provocarles deshidratación y alteraciones gastrointestinales, que pueden llegar a ser graves.
  • Huesos pequeños. Los huesos finos y quebradizos como los de pollo pueden ser peligrosos.

Estos pueden provocar heridas, perforaciones y otros daños en el aparato digestivo de tu compañero, además de poder atascársele en el cuello e impedirle la respiración. 

Además de estos alimentos prohibidos para perros, existen otros muchos que pueden ser tóxicos, aunque no sea algo tan habitual. Por ejemplo la berenjena, las almendras, la mostaza o la canela.

Si sospechas que tu perro ha ingerido alguno de estos alimentos prohibidos para perros, y sobre todo si notas algunos de los síntomas descritos, no dudes en llamar al veterinario cuanto antes. En la mayoría de casos, con el tratamiento adecuado no habrá mayores problemas. 

Recuerda que, además de ofrecerle una alimentación de calidad, saludable y equilibrada, la prevención es la clave para la buena salud de tu perro. Por lo tanto, ante la duda, lo recomendable es evitar cualquier alimento que no estés seguro que sea bueno para él. 

Alimentos prohibidos para perros