El lenguaje de los perros
Conociéndonos mejor

El lenguaje de los perros: cómo entendernos en cada situación

Volver
Conocer el lenguaje de los perros es básico para entendernos con ellos. Saber interpretar las señales de comunicación de tu perro te permitirá comprender qué quiere decirte en cada momento. Este resumen es una guía muy práctica. Los perros son animales capaces de sentir emociones diversas y utilizan la posición de su cuerpo, su cola, la expresión de su rostro, y también su voz, para indicar cómo se sienten o qué quieren o necesitan.

El lenguaje de los perros y su comunicación visual 

La posición del cuerpo, la cola y la expresión del rostro de un perro son la base del lenguaje canino visual. 

El cuerpo 

En términos generales, podemos distinguir entre tres grupos de posturas corporales en perros, que se relacionan con estados anímicos diferentes:

Cuando un perro va a atacar: posturas ofensivas

Los perros adoptan estas posturas para intimidar a otro sujeto, ya sea otro perro, una persona o cualquier otro animal. Indican que está dispuesto a atacar si el rival no se somete.

  • El perro busca aparentar un tamaño mayor del que tiene para intimidar y eriza el pelo.
  • Inclinación del cuerpo hacia adelante, en señal intimidatoria. 
  • Musculatura en tensión.
  • Mirada fija y pupilas dilatadas. 
  • Orejas erectas y ligeramente inclinadas hacia adelante. 
  • El perro enseña los dientes.
  • Cola en tensión y, muchas veces, en movimiento de un lado a otro.

Cuando un perro tiene miedo: posturas Defensivas

En el lenguaje de los perros, las posturas defensivas indican miedo. Si tu perro adopta estas postura, es porque se siente amenazado e inseguro.

  • Busca hacerse pequeño, quiere pasar desapercibido. 
  • Cuerpo inclinado hacia atrás. 
  • La mirada se desvía y el perro no mira al sujeto/objeto que le da miedo. 
  • Orejas achatadas.
  • Cola baja o entre las patas: cuanto más replegada, más miedo indica.
  • A veces, tu perro podría incluso orinar en señal de miedo o sumisión: esto es muy frecuente, por ejemplo, al reñir a un cachorro. 

Cuando un perro tiene miedo y quiere defenderse: posturas Ambivalentes

Son una mezcla entre las posturas ofensivas y las defensivas. En el lenguaje de los perros, indican un conflicto de emociones: el perro tiene miedo pero, para defenderse de la amenaza, opta por una estrategia ofensiva. 

  • Cuerpo ligeramente inclinado hacia detrás, pero hay piloerección en el lomo y en el cuello. 
  • Tensión en todo el cuerpo.
  • Mirada fija sobre la amenaza y pupilas dilatadas. 
  • Orejas hacia atrás. 
  • El perro enseña los dientes y gruñe.
  • La cola puede estar entre las patas, como en las posturas defensivas. 

La cola

La cola es clave en el lenguaje de los perros, es como una bandera: su movimiento y su posición emiten mensajes muy visibles. 

  • Posición: por norma general, las colas altas indican seguridad y las colas bajas o replegadas entre las patas, inseguridad o miedo.
  • Movimiento: se relaciona con el grado de excitación. Un perro excitado moverá la cola más, y más rápido, que uno que se sienta relajado. Pero atención: una cola estática y tensa puede indicar que tu perro está alerta, y si la mueve con movimientos oscilantes cortos y rápidos, y la postura corporal general es ofensiva, es señal de ataque. 

La cara

En la cara se concentran el mayor número de músculos del cuerpo, y eso hace que sea una de las partes más expresivas de tu perro.  

La boca

  • Grado de apertura: Una boca abierta es una boca relajada. Si la boca está cerrada y tu perro aprieta las mandíbulas, eso indica que está en tensión o en estado de alerta.
  • Retracción de belfos: En el lenguaje de los perros, si el can enseña los dientes levantando los belfos, eso es señal de amenaza. Y cuanto más enseñe los dientes, más inminente puede ser el ataque.

Hay dos excepciones destacadas cuando decimos que un perro que enseña los dientes lo hace en señal de amenaza: el juego y la “sonrisa canina”. Ésta última consiste en enseñar los dientes como muestra de alegría y excitación. Como explica la etóloga Juliane Kaminski, es una expresión que los perros solo utilizan con los humanos y podría tratarse de un efecto de la domesticación. 

Los ojos

  • Fijación de la mirada: una mirada fija y constante, directa a los ojos de otro sujeto (perro o persona) puede indicar amenaza si va acompañada de una postura ofensiva o ambivalente.
  • Desviación de la mirada: en el lenguaje de los perros, cuando un perro intenta evitar el contacto visual con algún otro can o persona, es porque está evitando el conflicto. 
  • Dilatación de pupilas: antes de un ataque, el perro fija la mirada y sus pupilas se dilatan. 

Las orejas

Las orejas inclinadas hacia atrás son señal de miedo o sumisión. Si tu perro tiene las orejas caídas o bien ha sufrido su mutilación por motivos estéticos, deberás fijarse en el nacimiento de la oreja para advertir la posible inclinación hacia adelante o hacia atrás.

El lenguaje de los perros y su comunicación auditiva: ladrido y gruñido

El ladrido

En general, los intervalos cortos entre ladrido y ladrido se relacionan con contextos de agresión, amenaza o alerta. Los intervalos más largos, con contextos de juego. 

Por otro lado, los ladridos de tono grave indican también alerta o son señal de amenaza y los tonos más agudos se relacionan con situaciones de juego o reclamo de atención. 

El gruñido

El gruñido puede ser una señal de amenaza cuando va acompañado de una postura ofensiva y tiene un tono más grave y una duración larga o constante. 

En cambio, los perros también utilizan el gruñido durante el juego. En este caso, la duración es más breve y la postura corporal general del perro indica claramente que no tiene intención amenazadora. 
 

El lenguaje de los perros

Señales de estrés, apaciguamiento y sumisión en el lenguaje de los perros

Los perros emiten señales de estrés cuando se encuentran ante situaciones que les resultan incómodas. Algunas de estas señales pueden ser consideradas, también, como señales de apaciguamiento porque sirven para rebajar la tensión.

Es normal que tu perro adopte posturas de sumisión y apaciguamiento si le riñes por algo. Seguramente bajará el cuerpo, achatará las orejas e intentará lamerte la boca o las manos. 

Las principales señales de estrés y apaciguamiento en el lenguaje de los perros son: 

  • Lamer los belfos o la boca de otro perro o persona
  • Olfatear el suelo
  • Sacudirse
  • Rascarse
  • Desviar la mirada 
  • Bostezar 

Esperamos que esta guía de lenguaje canino te haya resultado útil y práctica. Seguro que te ayudará a cuidar aún mejor a tu perro. 
 

Compartir en