¿Juegos para perros? Mejora su salud física y mental
Jugar es una necesidad vital para los perros. Les permite entrenar su físico y su mente para desenvolverse mejor en el día a día. Los juegos para perros son sinónimo de una vida saludable. Toma nota de lo que te contamos en este post y ponlo en práctica. Seguro que a tu perro y a ti os encantará.
¿Para qué les sirve el juego a los perros?
Juegos para perros: estimulación física y mental

¿Sabías que jugar es imprescindible para tu perro? Jugando se entrena para la vida real. De hecho, mientras los perros juegan aprenden y desarrollan un montón de capacidades que luego les sirven en su día a día: 

  • Desarrollan su habilidad social: aprenden a relacionarse con otros perros, y contigo.
  • Establecen vínculos afectivos con otros individuos (perros, personas u otros animales).
  • Evalúan sus capacidades en comparación con las de otros. 
  • Aprenden a resolver pequeños problemas y desarrollan su inteligencia.
  • Establecen y reafirman relaciones sociales entre ellos y otros perros, personas u otros animales.
  • Aprenden cómo proceder ante situaciones inesperadas.
  • Entrenan capacidades necesarias para la convivencia con otros miembros del grupo o familia: reciprocidad, habilidad de negociación, etc.

Jugar es siempre una actividad saludable. Jugando los perros ejercitan tanto su físico como su mente, se mantienen en forma y activos. 

De hecho, los etólogos utilizan el juego como un indicador del nivel de bienestar canino: cuando un perro muestra conductas de juego es porque se siente bien. Este hecho es extrapolable a muchos otros animales, entre ellos las personas. 

Juegos para perros que mejoran su salud física

La mejor manera de entrenar el físico es jugando. Tanto es así que los deportes caninos más reconocidos a nivel internacional son, en realidad, un juego para perros aplicado en un contexto concreto. 

Jugar es la motivación principal en cualquier buen entreno de agility, OCI, disc dog o incluso ring francés u otros deportes de mordida. 

En el día a día, y fuera de las pistas de competición, hay muchas maneras de que tu perro se mantenga en buena forma física jugando. Pero hay dos tipologías de juegos para perros que debes conocer:

  • Juegos dirigidos: son aquellos en los que la persona aprovecha de forma consciente la motivación de su perro por jugar para entrenar habilidades o capacidades concretas. Por ejemplo: jugar al tira y afloja con la cuerda de nudos, aplicando pautas de entrenamiento para ayudar al perro a controlar su instinto de presa o mordida. El juego dirigido es uno de las grandes bases del trabajo de educación canina. 
  • Juego libre: es aquel juego en el que la persona no interviene de ningún modo. Por ejemplo cuando dos perros juegan juntos libremente en el parque. 


Jugar a tirar la pelota ¿bueno o malo?

Algunas personas creen que el juego de tirar la pelota es una buena manera para que sus perros hagan ejercicio durante los paseos. 

Hay que tener cuidado con esto porque, en muchas ocasiones, este tipo de juegos para perros con pelotas, palos u otros objetos de cobro, puede convertirse en una actividad poco saludable. 

Si notas que tu perro se obsesiona con que le lances la pelota durante los paseos y no es capaz de atender a nada más, debes dejar de hacerlo. Si eliminas este tipo de juego, verás que poco a poco irá recuperando su interés por los paseos, por el resto de perros del parque, etc. Y eso siempre será mucho más saludable que focalizar toda su atención y energía en un objeto de cobro. 

Activación mental canina a través del juego

Ya en la década de 1990, Nina Ottosson se dio cuenta del valor del juego como facilitador de la estimulación cognitiva en perros. Esta educadora canina de origen sueco empezó a diseñar juegos interactivos en los que se le proponía al perro un problema que debía resolver utilizando su inteligencia. 

Los juguetes interactivos inspirados en la idea de Ottosson son juegos para perros en los que se esconde comida para que el animal la encuentre utilizando su olfato y sus capacidades psicomotrices. Tiene que averiguar dónde está el premio comestible e idear una estrategia para acceder a él. 

Hoy en día el uso de estos juegos se ha popularizado y se utiliza, incluso, en el marco de terapias de modificación del comportamiento, para perros con problemas de miedo, agresividad, etc.

¿Qué es la Activación Mental Canina®?

Partiendo de la idea de utilizar el juego como estimulador cognitivo para los perros, incluso se ha desarrollado una disciplina dentro de la etología canina que recibe el nombre de Activación Mental Canina®. Tal como la describen sus impulsores: 

Se trata de una disciplina en la que, a través de juegos para perros que buscan retos mentales, se les plantean una serie de problemas adaptados al nivel de dificultad que necesita cada animal individualmente. Con ello se logra:

  • Aumentar la independencia del perro.
  • Mejorar su autoestima.
  • Gratificación intrínseca.
  • Mejorar el autocontrol, la reflexión y la capacidad de concentración del perro.
  • Mejorar la relación con el guía humano.
  • Generar un rango de experiencias que el perro necesita para desarrollar sus propias capacidades.
  • Ayudar a perros inseguros, apáticos o con tendencia a la hiperactividad.