¿Qué cuidados necesita un gato mayor?
Etapas de vida

¿Qué cuidados necesita un gato mayor?

Volver
La esperanza de vida de los gatos ha aumentado mucho. Por eso, es importante conocer las necesidades especiales de un gato mayor para que el tuyo tenga una buena calidad de vida durante esta etapa.

La esperanza de vida de un gato doméstico depende de muchos factores. Los principales están relacionados con que pase tiempo fuera de casa o no y con que reciba los cuidados adecuados. Se calcula que los gatos “caseros” pueden vivir una media de entre 12 y 18 años, aunque no es raro que superen los 20.
Se considera que un gato es mayor, o senior, a partir de los 10 años. Desde ese momento, su cuerpo y su comportamiento empiezan a cambiar, y también lo hacen sus necesidades.
 

Necesidades alimenticias de un gato mayor

Si tu gato es mayor, es conveniente que le proporciones una dieta específica para gatos senior, como la que te ofrece Ultima, que está adaptada a las necesidades nutricionales de esta etapa. Entre otras cosas, un gato mayor necesita una dieta más fácil de digerir.
Si además, tu gato padece alguna enfermedad o es propenso a ella, también puede ser que tu veterinario te recomiende una dieta específica (urinaria, renal...).
Tampoco es extraño que observes una pérdida de apetito pero, si ves que cada vez come menos, es recomendable que lo consultes con tu veterinario (si no come durante 48 horas o más, debes acudir a él con urgencia). Para que un gato mayor sienta más interés por la comida, puedes ofrecérsela en pequeñas cantidades varias veces al día o utilizando juguetes dispensadores.
El sitio donde colocas el comedero también es importante. Es posible que tu gato, si es mayor, ya no pueda acceder a lugares altos, por lo que la comida y el agua deben estar accesibles, en zonas bajas y tranquilas.
Por otro lado, debes recordar que el sobrepeso no es nada bueno para su salud. Por eso, te recomendamos controlar su peso y que el pienso y la ración que le das sean adecuados.

¿Cuánta agua necesita un gato mayor?

Los gatos no suelen beber demasiada agua y es posible que, con la edad, este consumo disminuya aún más. Pero es importante que consigas que beba lo suficiente, ya que la falta de hidratación puede causarle enfermedades urinarias y renales, muy comunes en el gato mayor.

¿Cómo conseguirlo?

  • Ofreciéndole alimentos húmedos.
  • Colocando fuentes o abriéndole el grifo de vez en cuando, ya que es probable que prefiera beber agua corriente.
  • Cambiando a menudo su agua para que sea fresca y usando un bebedero adecuado (suficientemente ancho para que sus bigotes no toquen los extremos).

El ejercicio en esta etapa

Con la edad, tu gato se volverá más sedentario, cosa que es normal pero poco saludable. Por eso, es importante que fomentes el juego y el ejercicio para mantenerlo activo.
Quizás los juegos que le gustaban antes han dejado de hacerlo, pero puedes probar juguetes nuevos y juegos adaptados a un gato mayor. Por ejemplo, puedes estimular el movimiento a través de juguetes dispensadores de comida o colocando pequeños comederos escondidos en distintos puntos de la casa con su alimento preferido.
 

 

El ejercicio en esta etapa

Con la edad, tu gato se volverá más sedentario, cosa que es normal pero poco saludable. Por eso, es importante que fomentes el juego y el ejercicio para mantenerlo activo.
Quizás los juegos que le gustaban antes han dejado de hacerlo, pero puedes probar juguetes nuevos y juegos adaptados a un gato mayor. Por ejemplo, puedes estimular el movimiento a través de juguetes dispensadores de comida o colocando pequeños comederos escondidos en distintos puntos de la casa con su alimento preferido.

El aseo de un gato mayor

Si tu gato ya es mayor, necesitará más cuidados:

  • Corta sus uñas a menudo y comprueba que no estén dañadas.
  • Ofrécele premios especiales para el cuidado dental que le obliguen a masticar y ayuden a la limpieza de sus dientes. O, si le has acostumbrado desde pequeño, puedes limpiárselos con un cepillo. 
  • Observa periódicamente sus dientes y, si percibes algún problema, llévalo al veterinario.
  • Cepíllalo suavemente más a menudo, ya que seguramente él no se acicale con tanta frecuencia.

 
Cuidados veterinarios

Aunque esté sano, si tu gato es mayor, es recomendable que lo lleves a revisión cada 6 meses y que cada año pase lo que los veterinarios llaman chequeo geriátrico, que consiste en una analítica de sangre y una radiografía.
Muchos gatos de edad avanzada necesitan tomar alguna medicación de forma continuada. Si es el caso, trata de que ese momento sea lo menos estresante posible. Puedes dársela escondida en algún alimento como un trozo de pescado y, si es una pastilla, preguntar a tu veterinario si se puede machacar para que sea más fácil dársela. Otra opción es mezclar los polvos con malta y mancharle con ella la pata, así tomará la medicación al lamerse.

Otros consejos

  • Coloca su bandeja en un lugar de fácil acceso y, si sus bordes son demasiado altos y no puede entrar con facilidad, cómprale una nueva.
  • Si tienes escaleras en casa, coloca una bandeja y un bebedero en cada planta.
  • Si deja de usar su zona de descanso y esta se encuentra en un lugar alto, prueba a ponerla a ras de suelo y sin obstáculos de por medio.
  • Deja una manta o alguna fuente de calor a su alcance.
  • Si le gustaba mirar por la ventana y ha dejado de hacerlo, facilítale el acceso creando unos escalones o una rampa.

Ahora que los gatos tienen una mayor esperanza de vida, su etapa senior se alarga. Por eso es importante adaptar el día a día a sus necesidades. Algunos cambios en su comportamiento son propios de la edad, pero es conveniente que los consultes con tu veterinario para asegurarte de que tu gato está siempre sano.
 

Compartir en