Cómo cuidar de un perro pequeño

¿Cómo cuidar de un perro pequeño? Todo lo que necesitas saber

Volver atrás

Gabriella Tami
Doctorada en Veterinaria y Máster en Etología

 

No todos los perros necesitan los mismos cuidados. Dependiendo de sus características exigirán unos cuidados u otros, como en el caso de su tamaño. Aquí te explicamos las características de los más pequeños y sus cuidados especiales. ¿Preparado?

¿Qué consideramos un perro pequeño?

Consideramos mini o pequeño cualquier perro que –en su edad adulta- pese menos de 10kg. Son, por ejemplo, perros pequeños razas como yorkshire, bulldog, shiba o carlino.

En esta terminilogía también se incluyen los perros toy, que son aquellos que –en su edad adulta- pesan menos de 5kg, como por ejemplo los chihuahuas.

¿Cómo adaptar la casa a sus necesidades?

La percepción que tienen los perros pequeños de lo que es alto, grande o está lejos es diferente a la nuestra. Por tanto, tenemos que ponernos en su lugar y adaptarnos a sus necesidades. Por ello, hay que ponerse en su lugar cuando distribuimos sus recursos por la casa: si tenemos la duda de dónde poner el bol del agua o un empapador, no nos iremos en la otra punta de la casa con respecto a donde está su zona de descanso o de juego. Y si la casa tuviera varios pisos, sería mejor poner sus recursos en una misma planta para evitar tantas escaleras que podrían ser un vero desafío para unas patas cortas. De hecho, incluso en viviendas de un solo piso, si el perro descansara encima de sofás o camas, podríamos plantearnos poner rampas para facilitar subidas y bajadas.

Otros aspectos clave para adaptar la casa a sus necesidades son conseguir accesorios, como juguetes y boles, del tamaño adecuado, y crear zonas seguras. Los perros pequeños son delicados si caen al suelo, se juega bruscamente con ellos o alguien los pisa. Crear una zona confortable donde el perro se pueda refugiar lejos de “peligros” y entrenarlo para que vaya allí cuando hay mucho movimiento por casa puede ser una estrategia que limite los riesgos.

¿Cuánta actividad física necesitan?

Para mantenerse en forma y de buen humor es recomendable un período de actividad diaria de entre 30 y 60 minutos repartidos en varios paseos. Realizar paseos regulares le ayudará a reducir la actividad dentro de casa, a mitigar miedos y ansiedades, e incluso a prevenir reacciones agresivas. Y recuerda que… ¡salir con tu perrito en brazos o en carrito no cuenta como paseo!

¿Hace falta entrenarlos? 

Parece fácil conseguir que vayan donde queremos cogiéndolos en brazos o apartándolos con la mano o la correa pero los perros pequeños se benefician de aprender, mediante el refuerzo positivo, cuáles son los “buenos modales”. Además, el entrenamiento es un proceso estimulante y divertido que fortalece los lazos entre perros y personas y está asociado a una mayor obediencia. La clave es: coherencia, paciencia y refuerzo positivo. En cambio, cuidado con el castigo: su uso se asocia con una actitud más miedosa, sobre todo en los perros pequeños.1

Más allá del entrenamiento, también es fundamental socializarlos y habituarlos a los estímulos que les rodean para que se conviertan en perros sociables, capaces de adaptarse a los desafíos de su ambiente. En esto no difieren de los demás, pero su tendencia a mostrarse miedosos o incluso agresivos podría beneficiarse de una socialización adecuada. Eso sí, hay que protegerles de situaciones donde se podrían hacer daño, como el juego brusco con perros más grandes, pero sin exagerar: sobreprotegerlos podría interferir con su capacidad de gestionar sus relaciones sociales.

Si quieres más información sobre entrenamiento y paseos puedes consultar el artículo “Cómo pasear a tu perro: consejos y recomendaciones”.

¿Qué arnés de paseo utilizar para sacarlos a pasear?

Hay varias opciones: hay los que dibujan una Y en el pecho del perro y los que atraviesan el pecho en horizontal, los que se ponen por la cabeza y los que se ponen por las patas, los que están hechos de tiras finas y los que cubren amplias zonas del cuerpo... 

Elegir el mejor para tu perro es básico, por ello, estas son algunos de los aspectos a tener en cuenta para la elección:

  • Que no pese demasiado
  • Que sea agradable al tacto
  • Que evite los roces
  • Que permita movimientos con libertad
  • Que tenga la medida correcta
  • Que esté bien ajustado

En realidad, todos los arneses alteran el movimiento y ninguno es ideal y universal para todos los perros2,3: el mejor para un perro en concreto es el que altera menos sus movimientos y, si se comparase el movimiento del perro con y sin arnés, no se deberían apreciar diferencias significativas. Sin embargo, esto no solo depende del modelo, sino también de que la medida sea correcta y el arnés esté bien ajustado. Para algunos modelos, existen la versión anti-escape, una opción interesante si existe el riesgo de que el perro salga del arnés. También hay arneses tipo chaleco que pueden servir de abrigo en zonas frías, pero no son la mejor opción si hace calor: los perros pequeños son muy sensibles a las temperaturas extremas, tanto altas como bajas.

Una vez elegido el arnés, es importante que acostumbres al perro a su colocación con paciencia y delicadeza para superar la desconfianza de muchos perros pequeños ante ciertas manipulaciones.

¿Qué pueden comer?

Lo ideal es un alimento formulado para ellos. Cuando les das otros alimentos, como por ejemplo sobras de nuestra comida, hay que pensar que, debido a su tamaño diminuto, tienen más riesgo de intoxicarse y de desarrollar sobrepeso. Así que es recomendable tener especial cuidado con alimentos tóxicos para perros, como chocolate, bebidas con cafeína, alcohol, cebolla y uva, y cuidado con los extras a su ración que, día tras día, se traducen en sobrepeso, que lejos de ser una simple cuestión estética, puede afectar seriamente a su salud.

¿Por qué necesitan una alimentación adaptada a sus necesidades?

Porque sus necesidades difieren de las de los perros más grandes. En relación con su peso, los perros pequeños gastan más energía que los grandes y un alimento formulado para ellos responde a estas diferencias. Además, aunque tengan el mismo número de dientes que los grandes, para sus mandíbulas pequeñas, es más fácil masticar partículas más pequeñas que las destinadas a perros de gran tamaño.

La gama de productos Ultima Pequeño se adapta a las necesidades nutricionales de tu perro pequeño, que contribuye a su buena salud dental y con una croqueta adaptada para su pequeña mandíbula. 

¿Cuántas veces al día deben comer?

Lo más aconsejable es alimentarlo dos o tres veces al día: los perros pequeños queman energía rápidamente y distribuir la comida durante el día, posiblemente a las mismas horas, regulariza su apetito, ayuda a protegerles de bajadas de los niveles de azúcar en la sangre y evita que vayan pidiendo comida.

¿Cómo calcular cuánto darle de comer?

Fijarse en la etiqueta del alimento será tu mejor aliado para tomar esta decisión. Ahí encontrarás la tabla nutricional con la cantidad diaria recomendada en función de su peso, por lo que, si le alimentas 2 o 3 veces al día, deberás dividirla en dos o tres partes para evitar excesos. Es importante destacar que las cantidades recomendadas son siempre orientativas, si tu perro es más activo podría necesitar más de lo recomendado. Además, si el perro recibe golosinas u otros extras, es necesario reducir las cantidades de las comidas principales para evitar sobrepeso. La revisión periódica del peso permitirá ajustar la cantidad de alimento.

Teniendo en cuenta estos cuidados y cumpliéndolos, solo te queda disfrutar mucho junto a tu pequeño. Recuerda que, ante cualquier duda, debes ponerte en contacto con tu veterinario/a de confianza.

Bibliografía:

1. Arhant C, Bubna-Littitz H, Bartels A, Futschik A, Troxler J, 2010. Behaviour of smaller and larger dogs: Effects of training methods, inconsistency of owner behaviour and level of engagement in activities with the dog. Applied Animal Behaviour Science 123, 3–4, 131-142.
2. Lafuente MP, Provis L, Schmalz EA, 2019. Effects of restrictive and non–restrictive harnesses on shoulder extension in dogs at walk and trot. Veterinary Record 184(2), 64–64.
3. Pálya Z, Rácz K, Nagymáté G, Kiss RM, 2022. Development of a detailed canine gait analysis method for evaluating harnesses: A pilot study. PLoS ONE 17(3): e0264299.  

Compartir en