Gato recién nacido
Mi primer gato y yo

Gatos recién nacidos: guía completa de cuidados esenciales

Volver
Queremos acompañarte en esta nueva etapa de tu vida ofreciéndote consejos sobre los cuidados que precisan los gatos recién nacidos. Ten en cuenta que tus pequeños compañeros requieren unas atenciones determinadas desde su nacimiento, destete y hasta que puedan valerse por sí mismos. Presta atención a todas sus necesidades (alimentación, higiene, hogar), y observa cómo crecen felices y protegidos.

¿Cómo cuidar a gatos recién nacidos de 0 a 3-4 semanas?

Los gatos recién nacidos se encuentran en su etapa más crítica y complicada. No regulan su temperatura y precisan de estimulación para orinar y defecar, como veremos más abajo. Ahora dependen por completo de su madre y, en su ausencia, de ti o tu familia.
A medida que transcurran los días irás comprobando cambios trascendentales en su comportamiento:

  • De 0-4 días. Los gatitos nacen ciegos y sordos, y aún conservan el cordón umbilical.
  • De 5-6 días. Todavía no abren los ojos. Su movimiento es torpe y muy reducido. Ya no tienen el cordón umbilical. 
  • Antes de los 9 días. Comienzan a oír.
  • A los 9-12 días. Sus ojos se abren.
  • De los 7-14 días. Ya se arrastran.
  • De los 14 a los 21 días. Empiezan a caminar.
  • A las 3 semanas. Sus dientes comienzan a salir.

Crea el espacio idóneo para tus gatos recién nacidos

Necesitan un entorno confortable donde se sientan protegidos. Vigila estos puntos:

  • Su rincón. En esta etapa duermen mucho, un 80% del tiempo. De ahí que el lugar de descanso apropiado para los gatos de 0 a 3-4 semanas de edad sea una habitación tranquila y con pocos ruidos.
  • Su cama. Puedes escoger una caja cómoda con bordes altos o un transportín. Así evitarás que puedan salir y se mantendrán calientes. Algo fundamental pues, si se escapan, les bajará la temperatura.
  • Su calor. Los felinos de 0 a 3-4 semanas pueden sufrir hipotermia porque no son capaces de regular su temperatura. No deben estar en contacto directo con la fuente de calor. Puedes taparlos con mantas o envolver una bolsa o botella de plástico con agua caliente en una que sea suave (esto evitará que se quemen). Las mantas eléctricas no son adecuadas porque podrían provocar quemaduras.

La alimentación en los gatitos de 0 a 3-4 semanas de vida

La nutrición es salud. Conviene escoger una leche especial para gatitos. Piensa que otro tipo de leche puede no cubrir sus necesidades al 100%.
Por ejemplo, la de vaca es baja en energía y no cubre sus requisitos de calcio, fósforo, grasa y proteínas. Presenta un 27% de proteína bruta frente al 40% de la leche de gata, y, además, puede originar diarrea al gatito.
Te mostramos algunos consejos para su correcta alimentación:

  • Escoge una tetina para su biberón que se adecúe al tamaño de tu gatito. Deja las jeringuillas para una urgencia porque se puede atragantar con ellas.
  • Al comienzo comerá cada 2-4 horas (incluida la noche). La leche debe estar a una temperatura de 35-38 grados. Tomará reducidas cantidades debido al tamaño de su estómago (es pequeño y se llena enseguida). Las tomas se irán espaciando a medida que crezca, ya que ingerirá más cantidad en cada una.
  • Sitúa a tu gatito como si estuviera mamando con su madre: en una superficie plana, apoyado sobre su pecho y la cabeza levantada. Es decir, simula una posición de lactancia normal. Coloca el biberón en horizontal o un poco inclinado con la tetina hacia abajo.

¿Cómo debe ser la higiene en los gatos desde el nacimiento y hasta 3-4 semanas?

Los gatos que acaban de nacer no son capaces de orinar y defecar por sí mismos. Empezarán a controlarlo a las tres semanas de vida. Hasta ese momento es su madre quien los estimula, lamiendo la zona genital y anal.
Para asegurar su aseo sigue estas sencillas pautas:

  • Pasa suavemente una gasa humedecida y escurrida por el abdomen y zona genital y anal de tu gatito. De este modo consigues que orine unos segundos. Puede defecar solo una vez al día. Pero si transcurre más de día y medio, acude a un veterinario. Siendo tan pequeño el estreñimiento puede ser un problema fatal.
  • Mantenlo seco. La convivencia entre varios felinos recién nacidos puede provocar que se ensucien, pues pueden orinarse entre ellos debido al roce. Limpia a tus pequeños gatitos con un trapo húmedo y, a continuación, sécalos con un paño suave. Así lograrás que no les baje la temperatura.
Gato recién nacido

¿Qué cuidados necesitan los gatos de 3-4 semanas a las 8 semanas de edad?

El gatito empieza a hacerse grande. Ahora comenzará a regular su temperatura, explorar y, ¡verás sus primeros dientes! Es el momento para nuevas dinámicas y aprendizaje continuo.

  • Ayúdale a que se asee solito. Sitúa una bandeja de arena y estimúlale para que orine cuando lo coloques en ella. O sorpréndete con sus habilidades. ¿Sabías que la mayoría de gatitos aprenden a utilizarla por sí mismos?
  • Cámbiale su alimentación. Los gatos con 3-4 semanas comienzan a comer sólido y reducen su toma de leche, pero aún la necesitan. Ofrécele pienso húmedo o seco adecuado a su edad, como el Ultima Junior, humedecido con agua tibia o leche especial.
  • Invítale a explorar. Puedes organizar un espacio específico como un parque de bebé o una habitación sin elementos peligrosos.
  • Dile hola al destete. Tu gatito tomará menos leche y comerá más alimento sólido, hasta las 8 semanas. A esta edad se completa la dentición y llega el destete definitivo. Ya es capaz de comer el pienso por sí mismo, así que no es necesario que lo humedezcas.
  • Comienza su vacunación y desparasitación. Es momento de hacer una visita a tu veterinario.

Las primeras semanas de los gatos recién nacidos son las más complicadas. Pero son vitales para verlos crecer sanos. ¡Nos gusta estar a tu lado y contribuir a garantizar el bienestar de tu gatito! 

Compartir en