Dónde va mi gato cuando sale de casa
Conociéndonos mejor

¿Dónde va mi gato cuando sale de casa?

Volver atrás

Gabriella Tami
Doctorada en Veterinaria y Máster en Etología

 

Seguro que alguna vez te has preguntado por qué tu gato quiere salir de casa o a dónde va... Una corta escapada puede ser una larga aventura para él, pero sobre todo puede ser un motivo de preocupación para ti, que te quedas esperando su vuelta. Por ello, conoceremos su instinto explorador, veremos las posibles causas por las que a tu amigo felino le gusta salir de casa, qué podemos hacer para que no se vaya muy lejos y cómo animarlo a volver a nuestro lado.

 

Comprende el instinto explorador de tu gato

Los gatos salen a explorar, cazar, buscar comida, patrullar el territorio, tomar el sol, dejar sus marcas olfativas, trepar, tomar el fresco o incluso buscar mimos de otras personas como puede ser tu vecino/a … para ellos, el mundo exterior les ofrece miles de oportunidades de entretenimiento. Además, en gatos que no están castrados, la búsqueda de una pareja puede motivar desapariciones repentinas que pueden durar varios días. En este caso, el hecho de oír extraños maullidos, largos y desgarradores, sobre todo por la noche y en los meses incluidos entre febrero y septiembre, que corresponde a la época de celo de las hembras, podría tratarse de un tema sexual

No obstante, cuando tu gato sale de excursión, suele tener claro cómo volver a su casa. Su recorrido puede alcanzar unas pocas hectáreas pero la mayoría de los gatos no se aleja más de unos 50 metros de su casa1,3.
 

 

¿Por qué mi gato se va?

Los gatos tienen mucho apego a su territorio y, si salen al exterior, lo hacen simplemente para entretenerse, así que lo normal es que vuelvan a casa. 

Los machos, en general, se alejan más que las hembras.2 Sin embargo, cada gato es un mundo y, más allá del sexo, el temperamento y la edad también pueden influir en su tendencia a alejarse. Por ejemplo, es más probable que un gato confiado se aleje más de su casa que uno tímido que prefiere quedarse en su “zona de confort” cerca de casa.4 Además, los desplazamientos más grandes corresponden a los gatos adultos de entre 2 y 6 años: será que, con más edad, defender el territorio se vuelve más complicado y el espacio vital del gato se va reduciendo.

Otros aspectos que pueden influir en sus desplazamientos son...

 La abundancia y distribución de recursos

 La cantidad de gatos que viven en su vecindario

 La cantidad de casas

 La presencia de barreras, como carreteras concurridas5


Con respecto a la densidad de gatos, no es de extrañar que los gatos que viven en zonas rurales se muevan más que los que viven en zonas densamente pobladas, donde el riesgo de cruzarse con algún gato con intenciones poco amigables es significativamente más elevado. 
Lo mismo vale para las casas: un alto nivel de urbanización corresponde a desplazamientos más pequeños. Además, en algunos casos, en la tranquilidad de la noche los gatos recorren más distancia.6

 


En general, si sus zonas preferidas de caza, puntos de alimentación, refugios y mejores lugares para tomar el sol o descansar están cerca, tu gato tiene pocos motivos para alejarse y sus desplazamientos serán pequeños. Para los machos sin castrar, dónde están las hembras en celo es otro factor importante para determinar hasta dónde están dispuestos a alejarse.


En todo caso, los gatos que salen al exterior tienen que estar correctamente identificados: la identificación es su único “seguro” para que puedan volver a encontrar su familia en caso de extravíos.

Trucos para intentar que tu gatito no se aleje demasiado

 

 

  • La castración: Puede ser de ayuda en gatos sin castrar como medida anti-vagabundeo si se realiza antes de que tu gato sea un adulto.7
  • Evita los castigos: Castigarle a su vuelta solo motivará que quiera alejarse más. Celebra su vuelta y prémialo con una sesión de juego o un poco de comida húmeda que le encante para motivarlo a volver antes la próxima vez. 
  • Entretenimiento: Asegúrate de que esté entretenido en casa. Con varias comidas al día, juguetes y contacto social agradable. Esto ayudará a que esté a gusto y quiera quedarse cerca de casa. 
  • Habla con tu vecino/a: Si suele acabar en casa de tu vecino/a porque le da mimos, habla con él/ella para que evite interactuar con tu gato y así no le genere expectativas que mantengan su motivación por salir y estar fuera de casa. 
  • Vallado a prueba de gato: Puede ser una buena alternativa para que tu gato goce de cierta libertad al aire libre sin estar expuesto a los peligros del vagabundeo, como accidentes de tráfico, intoxicaciones y encuentros con otros animales.


Si aún así, lo que motiva los vagabundeos del gato es alejarse de una situación que le genera ansiedad, que pueda ser para nosotros desconocida, hay que abordar el problema desde la raíz y recurrir a la ayuda de un etólogo.

 

¿Es buena idea encerrarlo por la noche?

Si tu gato habitualmente sale de casa es probable que alguna vez te hayas planteado que la mejor solución sea encerrarlo. Adoptar esta decisión no siempre es factible y podría resultar muy frustrante para él, sobre todo si ha vivido en el exterior anteriormente.

Como alternativa, te proponemos dejarle salir de día y que duerma en casa por la noche mediante un entrenamiento en el que se le enseñe a acudir a la llamada. Puede parecer misión imposible, pero si creas una rutina que le estimule mucho, por ejemplo un poco antes de ir a dormir, volverá rápidamente a casa al llamarlo antes de que anochezca.

 

 

 

 

 



Para que tu gato no quiera irse de casa o vuelva a tu lado cuando lo llames, la clave es tratar de hacerlo feliz. Establece una buena relación entre vosotros a partir de estímulos positivos que mantengan su interés alto y su instinto satisfecho. Y no querrá irse de tu lado.

Fuentes consultadas:

1. Bischof R, Hansen NR, Nyheim ØS, Kisen A, Prestmoen L, Haugaasen T,  2022. Mapping the “catscape” formed by a population of pet cats with outdoor access. Scientific reports, 12(1), 1-9.
2. Hall CM, Bryant KA, Haskard K, Major T, Bruce S, Calver MC, 2016. Factors determining the home ranges of pet cats: A metaanalysis. Biological Conservation 203, 313-320.
3. Kays R, Dunn RR, Parsons AW, Mcdonald B, Perkins T, Powers SA, Shell L, McDonald JL, Cole H, Kikillus H, Woods L,Tindle H, Roetman P. 2020. The small home ranges and large local ecological impacts of pet cats. Animal Conservation, 23(5), 516-523.
4. Barratt DG, 1997. Home range size, habitat utilisation and movement patterns of suburban and farm cats Felis catus. Ecography 20, 271-280.
5. Hanmer HJ, Thomas RL, Fellowes MD, 2017. Urbanisation influences range size of the domestic cat (Felis catus): consequences for conservation. Journal of Urban Ecology 3(1), jux014.
6. Thomas RL, Baker PJ, Fellowes MDE, 2014. Ranging characteristics of the domestic cat (Felis catus) in an urban environment. Urban Ecosystem 17, 911–921.
7. Hart BL, Barrett RE, 1973. Effects of castration on fighting, roaming, and urine spraying in adult male cats. Journal of American Veterinary Medical Association 163, 290-292.

  

Compartir en