Alimentación mixta: Cómo darle a tu gato comida húmeda y seca
Cómo alimentarlo

Alimentación mixta: Cómo darle a tu gato comida húmeda y seca

Volver atrás

Gabriella Tami
Doctorada en Veterinaria y Máster en Etología

 

“¿Qué es mejor para mi gato? ¿La comida húmeda o la seca?” Es muy común que te plantees esta duda a la hora de escoger la alimentación para tu compañero felino. La respuesta es más sencilla de lo que crees: ¡lo mejor es darle ambas! Porque le aportará variedad y disfrute mientras aprovecha los beneficios de ambos. 

Te contamos todo lo que debes saber sobre la alimentación húmeda a continuación:  

¿Qué es la alimentación mixta?

La alimentación mixta es un método que consiste en intercalar la nutrición en formato seco y húmedo en la rutina diaria de un gato, para darle más variedad y beneficios a su salud. Con este tipo de alimentación aprovecharás los beneficios de ambos formatos.

 

Es especialmente recomendada para gatos muy exigentes con su comida, ya que al ofrecerle más variedad hay más probabilidades de encontrar lo que realmente les gusta.

Ventajas de combinar la comida húmeda y seca

Tanto la alimentación seca como la húmeda son beneficiosos para tu gato si la escoges correctamente y adaptada a sus necesidades. Vamos a ver cuáles son las ventajas de cada una:

Para encontrar la combinación perfecta en la alimentación mixta, te recomendamos escoger productos de la misma marca, así te aseguras de darle una alimentación equilibrada, completa y con todos los nutrientes que necesita.

En el caso de Ultima, lo ideal es combinar la gama seca Ultima Esterilizado, con la gama húmeda, Ultima Fit&Delicious. Ambas recetas están especialmente formuladas para cubrir las necesidades de tu amigo felino:

Ultima Esterilizado: nuestra gama seca le ayudará a tener su peso bajo control gracias a la baja cantidad de grasas y calorías y la alta cantidad de fibra.

Ultima Fit&Delicious: salud y placer en cada comida con nuestra deliciosa receta de filetes en salsa que le mantiene en forma, sano e hidratado.

¿Cómo introducir la comida húmeda?

Si hasta ahora tu gato ha recibido solo una alimentación sólida, tendrás que introducir poco a poco la versión húmeda. Lo más sencillo es acostumbrarlo desde que es un gatito para probar diferentes texturas, ya que lo hará más flexible con su alimentación cuando sea un adulto. 
Para dársela, suele ser suficiente con dejar un poco de comida húmeda en el bol en el que acostumbra a comer, sobre todo si ya la ha probado en otras ocasiones.  
En el caso de que sea su primera vez y no se acerque a probarla, será cuestión de intentarlo con diferentes texturas, sabores y aromas hasta encontrar uno que le atraiga. Como excepción, puedes mezclar en el mismo bol un poco de alimentación húmeda y un poco de seca y ver cómo reacciona. 
Recuerda que, si la comida húmeda está abierta más de media hora, es mejor que la guardes en la nevera y pruebes más tarde. Nunca intentes dársela a la fuerza acercándosela a la boca, ya que le producirá más rechazo.

Preguntas frecuentes

  ¿Qué cantidad de cada alimento es la correcta?


Dependerá de su peso, actividad, estilo de vida y composición del alimento en cuestión. Lo mejor que puedes hacer es consultarlo con tu veterinario o guiarte por las indicaciones de la tabla nutricional.

 

Te ofrecemos distintas opciones, en base al peso de tu gato, para que puedas elegir aquella que más se adecúe a su apetito:

 

 

Raciones diarias recomendadas:

  ¿Se mezcla húmeda y seca en el mismo bol?


Aparte de respetar las proporciones ideales de cada alimento, no hay una regla que determine la manera de distribuir la comida seca y húmeda. Pero hay algunos factores que pueden influir en la elección de cómo distribuirlas: 

  • Si tu gato sale al jardín durante el día, crear una rutina de comida húmeda por la noche ayudará a asegurarnos de que a cierta hora vuelva a casa.
  • Si usamos comida húmeda para facilitar el proceso de introducción entre dos gatos, la administración de este alimento dependerá del proceso de introducción. 

  ¿La alimentación mixta le hará engordar?


No. Aunque su apariencia sea más apetitosa, la alimentación húmeda no es más calórica que la seca. Mientras respetes las raciones y las calorías que tu gato necesita, no hay razones para que suba de peso. La mejor opción para controlar su peso y enriquecer su alimentación es combinar la comida seca y húmeda. Si quieres saber más sobre la Alimentación Húmeda visita el siguiente artículo.

 

Compartir en