Mi perro llora por las noches, ¿por qué?
Que te encuentres diciendo “mi perro llora por las noches” es más probable si tienes un nuevo cachorro en casa, pero también puede sucederte con tu perro adulto, que de repente ha empezado a mostrar este comportamiento a la hora de ir a dormir. Te contamos las posibles causas y qué puedes hacer para que todos podáis descansar tranquilos y los vecinos no se enfaden.
Cómo se comunican los perros
¿Por qué mi perro llora por las noches?

Los perros tienen muchas formas de comunicarse pero, aunque cada perro es un mundo, lo más habitual es que utilicen el llanto o los ladridos para “hablar” con nosotros (y de ellos podemos conseguir mucha información sobre su estado físico y emocional).
 
Ten en cuenta que los perros, como los bebés, lloran de forma instintiva como mecanismo de supervivencia. Sin embargo, también puede pasar que tu perro se dé cuenta de que, cuando llora, consigue lo que necesita o quiere y comience a hacerlo expresamente. Si eso sucede y el “mi perro llora por la noches” se debe a una conducta aprendida, tendrás que reeducar a tu compañero.
 

Las causas por las que puedes estar diciendo “mi perro llora por las noches” pueden ser diversas, dependiendo de la edad (cachorro, adulto o senior), el contexto, sus condiciones de salud y bienestar y sus características como individuo:

  • Quiere pedir tu atención o algo que necesita. Lo más probable es que tu perro llore de noche para llamar tu atención, no importa si es un cachorro, si es adulto o es mayor. Lo hace porque necesita algo, ya sea salir a hacer sus necesidades, contacto, que le des seguridad o afecto o quizá tenga frío o calor. Por eso debes conocer sus necesidades y mantenerlas cubiertas.
  • Está expresando su estado emocional. Es posible que tu perro llore cuando está excitado o siente ansiedad, frustración o miedo. Para entenderlo, fíjate en el contexto y en el comportamiento que tu perro muestra en cada situación.
  • Algún cambio repentino, que esté adaptándose a algo nuevo o que no tenga la suficiente actividad durante el día o tenga demasiada antes de ir a dormir puede hacer que tu perro llore o gima por las noches.
  • Y ten en cuenta que, si tienes un nuevo cachorrito a casa, tiene que pasar por un periodo de adaptación durante el cual es normal que llore a menudo durante la noche. Una vez realizada la adaptación, los llantos deberían bajar su frecuencia y desaparecer.
  • En cualquier caso, puedes consultar con tu veterinario para que te dé algunos trucos, según tu caso, para que la situación se solucione.
  • Tiene alguna alteración del comportamiento. En caso de que tenga ansiedad por separación, algún tipo de fobia (por ejemplo, miedo a los petardos o a los fuegos artificiales) u otro problema de conducta, puede ser que tu perro llore si no estás junto a él. Además, en estos casos también es posible que haga sus necesidades en casa o que destroce alguna cosa. Ante estas situaciones, lo recomendable es que acudas a un veterinario especializado en etología.  
  • Tiene un problema de salud. El hecho de que tu perro llore por las noches también puede deberse a que siente dolor o malestar, especialmente si es un adulto o un perro mayor. Si notas algún síntoma (vómitos, diarreas, fiebre, etc.) o algún cambio extraño en su comportamiento, deberías consultarlo.

 
Por la salud y bienestar de tu compañero, es esencial que mantengas sus necesidades cubiertas. Entre otras cosas, ofrécele una alimentación adecuada como la que te ofrece Ultima, ayúdale a adaptarse a los cambios poco a poco, no descuides sus revisiones y vacunación y proporciónale actividad física y mental diaria.
 
En cualquier caso, si tu perro llora por las noches de forma frecuente, no mejora pasado un breve periodo de adaptación o tiene otros síntomas, es importante que visites al veterinario para tratar la situación.